Doha (Qatar)

Nuestro viaje a Doha no fue, para nada, planeado. Sinceramente hasta la fecha no nos habíamos planteado visitar la ciudad, igual habíamos pensado ir a Dubai alguna vez pero a Doha nada de nada. 

La visita a la capital de Qatar se debió a un cambio en nuestro vuelo de ida a Vietnam, volábamos con Qatar Airways con destino a Vietnam con una escala en Doha de una sola hora, pero dos meses antes de nuestro viaje, nos avisaron que había habido un cambio y el vuelo de ida se adelantaba, asi es que la escala en Doha iba a ser de un día completo, fue entonces cuando nos planteamos visitar la ciudad.

Nos pusimos a buscar información por Internet y según las opiniones de otros viajeros que habían visitado Doha, la ciudad podía verse perfectamente en un día, así es que perfecto, era una buena oportunidad para conocer un poquito más sobre la cultura árabe.

El día 19/11/2009 salimos de España a medio día y después de unas ocho horas de vuelo aterrizamos en Doha. 

En cuanto llegamos nos pusimos en la gran cola que había para los trámites de inmigración para hacer el visado, pagamos 37,15 € al cambio por los dos visados (el pago hay que hacerlo con tarjeta VISA así es que no olvidéis llevarla…) y, antes de salir del aeropuerto cambiamos unos cuantos eurillos a RQ para los gastos que pudiéramos tener ese día…

A la salida del aeropuerto había mogollón de taxis, están súper bien organizados, hay un señor que se apunta donde vas y te indica en el taxi que te tienes que subir y cuanto te costará el servicio dependiendo de donde vayas, era ya cerca de la 1h de la madrugada así es que nos dirigimos al hotel que habíamos reservado con antelación desde la pagina www.booking.com. Una noche en La Villa Hotel que es donde mejor precio encontramos, al cambio nos salió unos 55 € la habitación doble con desayuno, en comparación con el resto de hoteles que encontramos estaba bastante bien ya que normalmente en la zona suelen costar de 120 € en adelante según vimos en la Web…

El taxi nos costó unos 4 € al cambio con taxímetro, hicimos el check-in en el hotel y nos subimos a la habitación a dormir. El hotel no estaba mal, normalito, un poco viejo pero limpio, que es bastante importante, para pasar una noche o dos está bastante bien en relación calidad precio, tiene una zona habilitada con wi-fi por si lleváis ordenador y queréis hacer alguna consulta…

El día 20/11/2009 nos levantamos, desayunamos, el desayuno en el hotel bastante normalito, poca variedad, todo hay que decirlo y bajamos a la recepción para reservar una noche mas porque nuestro vuelo de enlace a Vietnam salía a las 7h de la mañana así es que mejor descansar en el hotel que no pasar la noche en el aeropuerto no??

Después preguntamos a la chica de la recepción donde estaba el Corniche, que, aunque no sabíamos bien lo que era, solamente teníamos referencia de que era un paseo marítimo, habíamos visto por Internet que merecía la pena visitarlo, así es que nos indicó que estaba cerquita del hotel y salimos caminando en su búsqueda…por algo teníamos que empezar…

Mientras caminábamos vimos mogollón de hombres sentados en las esquinas y de pronto llegaba una furgoneta, todos salían corriendo hacia ella y les repartían bolsas con fruta, súper curioso, también empezamos a ver a las señoras con el típico burka, una pasada…

Hicimos unas cuantas fotos por el camino y cuando nos dimos cuenta estábamos en Corniche, un paseo marítimo de unos 7 km adornados con jardines, estatuas, etc. por el que había mogollón de gente paseando, haciendo deporte… nos pusimos a caminar por el paseo disfrutando de las maravillosas vistas que teníamos, había infinidad de embarcaciones tradicionales de madera en el agua, tanto de pesca como de recreo preciosas y detrás de ellas, al otro lado de la bahía, se veía el skyline de Doha, una imagen espectacular, un montón de rascacielos (algunos de ellos en construcción) que componen una imagen peculiar, nos encantó.

Hacía bastante calor, pero seguimos caminando por el paseo.

Vimos, desde fuera, el edificio del Museo de Arte Islámico, llegamos a la parte del puerto donde se encuentra el Peral Monument, que representa una gran perla en una concha enorme. Entramos para la parte del puerto que hay unas vistas de los rascacielos espectaculares y estuvimos tomando unas cuantas fotografías.

Seguimos caminando por el paseo, cada vez hacía mas calor y no lográbamos encontrar ni un sitio para encontrar agua, hay maquinas en el paseo pero ninguna funcionaba… nos encontramos con el edificio que alberga el Museo Nacional de Qatar, se trata del palacio Farid al-Salata, precioso, merece la pena verlo por fuera, estaba en obras así es que no pudimos entrar…

Después de unas cuantas horas caminando, por fin llegamos a la zona de los rascacielos, el distrito Al Dafna, que año tras año está llenándose de rascacielos y transformando la ciudad de Qatar de una forma radical. 

Entre los muchos edificios que hay por la zona se encuentra la sede de Al Jazeera, el City Centre Shopping Mall, que es el centro comercial mas grande de la Península Arábica y el hotel Sheraton Doha, uno de los más antiguos de la zona, que es muy fácil de reconocer ya que tiene forma de pirámide, desde el restaurante en la parte alta hay unas vistas de la bahía muy bonitas.

En la zona del Sheraton había una exhibición de lanchas de competición y había muy buen ambiente, estaba todo lleno de lanchas, camiones, un montón de puestecillos para picar algo, por cierto, aprovechamos y compramos agua, coca colas y unos hot-dogs ya que era cerca del medio día y ya teníamos algo y de hambre y, sobre todo, sed, nos sentamos en una zona con césped a la sombra donde había mas gente comiendo  y allí descansamos un rato.

Nos apetecía pasar a algún centro comercial, así es que, por la zona del Sheraton había una pareja de Sudamericanos y aprovechando que hablaban castellano y no parecían turistas nos pusimos a hablar con ellos y les preguntamos para que nos aconsejasen sobre que centro comercial visitar y sin dudarlo nos dijeron que fuésemos al Villagio Shopping Mall que, aunque había que ir en taxi porque estaba a las afueras, merecía la pena.

Pues nada, nos pillamos un taxi y por unos cuatro euros al cambio nos llevó al Villagio.

El centro comercial es una monada, está decorado con canales y típicas calles Venecianas en su interior y tiene mogollón de tiendas de todo tipo, la decoración no nos sorprendió mucho porque después de estar en el Hotel Venetian de Las Vegas que tiene una decoración similar pero a lo grande esto nos supo a poco pero sin duda aconsejamos visitarlo, a parte de por la decoración, porque te encuentras gente de todo tipo, ricos, gente mas modesta, inmigrantes, las típicas mujeres con el burka con mogollón de niños paseando…, encima tiene una pista de patinaje situada en la zona de restaurantes, que por cierto hay de todo tipo y te puedes sentar alrededor de la pista a comer algo y ves a la gente patinando…

Estuvimos bastante rato en el centro comercial ya que  se estaba de maravilla con el aire acondicionado, pasamos al Fnac a comprarnos un plano de Qatar para poder seguir descubriendo la ciudad, nos comimos una pizza en el Pizza-Hut…disfrutamos un ratillo y después salimos en busca de otro taxi que nos llevase al zoco mas famoso de la ciudad, el Waqif…

Pagamos otros cuatro eurillos al cambio y después de un ratillo en el taxi, pasando por el fuerte de Doha, llegamos a Waquif.

El zoco es una pasada, nos gustó muchísimo, es una visita imprescindible si viajáis a Doha, y eso si, aunque el zoco está abierto todo el día, visitarlo por la tarde ya que nos dijeron que es cuando mas ambiente hay. 

El zoco es muy grande y hay tiendas de todo tipo, ha sido restaurado, os vais a dar cuenta al mismo verlo porque parece un inmenso decorado, pero mantiene su carácter tradicional, es una pasada perderse por sus callejones cubiertos por techos de madera, nosotros aprovechamos para comprar una lámina en una de las tiendas para luego enmarcarla y ponerla en casa, como siempre hacemos en nuestros viajes…

Cuando anocheció nos sentamos en uno de los muchos cafés que hay en la parte de fuera del zoco, estaban todos llenos de gente, las terrazas sobre todo, estaban abarrotadas, tuvimos que esperar a que se quedase una mesa libre y nos pedimos un té y una sisa para fumar tabaco con sabor a sandía…

Podéis tomar algo de beber y comer en cualquiera de los cafés de la zona y os aconsejamos hacerlo en la parte de fuera sobre todo para observar el movimiento de gente de un lado a otro, los hombres sentado en las mesas juntos fumando sisa, bebiendo te, charlando… y las mujeres cubiertas completamente, van de compras en grupo, miran las telas o  se sientan en otro lado, no junto a los hombres…

Miramos en el mapa y vemos que nuestro hotel está bastante cerca de la zona del zoco, así es que decidimos marchar para descansar ya que sobre las 5h de la mañana nos han reservado un taxi desde el hotel, así es que tenemos que madrugar para irnos al aeropuerto.

Saliendo del zoco nos paró un señor del Centro Cultural de Qatar y nos regaló un libro llamado Comprendiendo el Islam que es bastante interesante ya que está especialmente hecho para que los turistas comprendamos un poquito más de esta religión y de su cultura.

Aprovechamos, en el camino de vuelta, para pasar por el paseo marítimo y hacer lagunas fotos de noche a la vista de los rascacielos, que era una gozada…

Una vez en el hotel, nos comimos un par de bocatas que habíamos llevado desde España y a dormir…

A las 5h de la mañana del día 21/11/2009 nuestro taxi nos estaba esperando en la puerta, como estaba previsto, nos llevó al aeropuerto y allí aprovechamos para gastar los riales que nos quedaban, compramos chocolates, bebidas para el vuelo a Vietnam y un cuadro pequeñito con unos pequeños azulejos muy original para ponerlo en casa también.

A las 7 salió nuestro vuelo dirección Vietnam, dejando atrás nuestra intensa y gozada visita a la capital de Qatar.