Gambia

El día 29 de Noviembre de 2007 a las 21.00 partimos rumbo a Gambia. Era un viaje bastante esperado ya que llevábamos tiempo queriendo hacer un viaje un poco “diferente” a lo que habíamos hecho hasta la fecha, hombre, cada viaje que hacemos es especial y diferente, pero Gambia nos llamaba la atención especialmente…tenía una magia especial.

A finales de Octubre totalmente decididos a viajar a Gambia, nos pusimos a buscar alguna oferta buena de vuelo y alojamiento y al final terminamos en www.dominicanatours.com. Con esta página web nunca habíamos viajado pero si que habíamos visto ofertas interesantes en varias ocasiones. La pagina parecía fiable y los precios eran los mas bajos que vimos (en las mismas condiciones) en otras muchas páginas, así es que contratamos vuelo, alojamiento y desayuno en el hotel Senegambia Beach (www.senegambiahotel.com) por 1.170 € los dos (no esta nada mal…). Nos decidimos por este hotel porque habíamos visto muy buenas opiniones de el en diferentes foros y reportajes de viajes…

Lo peor del viaje los horarios de vuelo: tuvimos un poquillo de movida con la agencia ya que no nos informó de los horarios de vuelo hasta que no habíamos confirmado la reserva y cuando los vimos nos quedamos un poco flipados ya que salíamos el día 29/11 a las 21.00h con lo cual perdíamos el día completo y volvíamos el día 6/12 a las 2.00h, o sea que el día 6 no se aprovechaba en Gambia tampoco, viajábamos de noche y encima nos cobraban esa ultima noche….extraño no????pues era lo que había según nos dijeron…o sea, lo que en principio eran 8 días 7 noches al final se quedaba algo reducido…pero bueno, nos echamos la manta a la cabeza y ya esta, a disfrutar de nuestras vacaciones fuesen los días que fuesen, que nos lo merecíamos!!!! Eso sí, nuestra experiencia de viajeros nos ha hecho ver que hay que disponer de toda la información (horarios, vuelos, hoteles…) antes de confirmar o pagar nada…y bueno, si os somos sinceros no se si volveremos a contratar viajes a través de www.dominicanatours.comde nuevo ya que la atención telefónica deja mucho que desear, tienes que estar detrás de ellos para que te confirmen el viaje, para que te confirmen los vuelos, para que te confirmen que los resguardos de los pagos les han llegado bien, para que te confirmen cuando te van a enviar la documentación…la verdad es que nosotros quedamos un poco hartos de tener que estar detrás de ellos ya que siempre prometían llamarte para darte respuesta y nunca lo hacían…en fin…que ya tiene que ser buena la oferta para que volvamos a hacerlo con ellos… encima, cuando nos llegaron los billetes a casa pone que salíamos el día 29/11 como estaba previsto pero que la vuelta la teníamos el día 7/12, o sea que íbamos a pasar un día mas allí…y eso no nos lo había dicho nadie…lo dicho, un cero bien gordo para la agencia en cuanto a información.

A primeros de Noviembre, después de convencer a Sonia por todos los medios para que perdiese el miedo a las inyecciones… nos fuimos a un centro de vacunación internacional a Madrid (aunque todo hay que decirlo, se puso las vacunas pero el miedo a las inyecciones lo sigue teniendo…) 

Tuvimos que viajar a Madrid ya que en Albacete y proximidades (hablamos de Alicante o Murcia) los laboratorios no distribuían la vacuna de la fiebre amarilla, por lo que tuvimos que contactar con Madrid (Tel. 902 027 373)y nos dieron cita para ir a la C/ Francisco Silvela 57 para que nos informasen de las vacunas que necesitábamos. En el centro de vacunación internacional nos atendieron muy bien, primero hablamos con un médico y nos informó de las vacunas que eran necesarias, para Gambia es imprescindible la fiebre amarilla y son recomendables la vacuna del tétanos y hepatitis A y B. En cuanto al tema de la Malaria existe una quimioprofilaxis que hay que empezar a tomar un par de días antes de viajar, durante el viaje y una semana después del viaje…el médico nos aconsejo tomar Malarone que, aunque es algo caro, es la que menos efectos secundarios tiene…también nos dío la opción de tomar Larian pero nos dijo los efectos secundarios que tenía y se nos puso mal cuerpo!!!!!! Así es que nos decidimos por Malarone, que nos costó un pastón (alrededor de 50€ la caja y contar que para dos personas necesitareis tres!!!!). Sobre todo hay que evitar que piquen los mosquitos, esa es la mejor prevención…para evitar estas picaduras nosotros compramos Relec extrafuerte…de todas formas hay que ir mentalizado de que alguno te va a picar pero bueno no tiene porque ser malo el bicho!!!!

Para mas información sobre las vacunas necesarias, centros de vacunación y todo lo relacionado con este tema no dejéis de visitar la pagina del Ministerio de Sanidad y Consumo (www.msc.es).

Con todo esto ya estábamos preparados para viajar, y así lo hicimos…

1º DIA (VIERNES)

Llegamos al aeropuerto de Banjul sobre las 2h de la madrugada del día 30 de noviembre, el vuelo con Spanair dejo mucho que desear, el avión súper incomodo, un calor insoportable y la simpatía de las azafatas-os brillaba por su ausencia…al llegar a Banjul la gente de Club de Vacaciones te acompaña al hotel.

La primera impresión de los alrededores del hotel bastante buena, Senegambia Beach esta en la Avenida Senegambia, justo donde se encuentra la zona mas turística y con mas movimiento de la ciudad.

En cuanto al hotel una maravilla, las habitaciones espaciosas, muy limpias y muy bien ambientadas y el hotel en general merece la pena, nos gusto muchísimo, muy grande con mucha vegetación, con unas piscinas amplias y a pie de playa, en una zona de mar bastante limpia y cuidada…

Por cierto, cerca del hotel hay una reserva natural de animales y los monos se cruzan al hotel para pillar comida. Es muy divertido porque los turistas no pueden resistir la tentación de darles algún cacahuete y es una gozada verlos, son muy graciosos… 

También es fácil encontrarte algún lagarto paseando por el hotel, incluso buitres y garzas…

El Viernes por la mañana tuvimos la reunión con Club de Vacaciones donde nos hablaron sobre el país, nos aconsejaron de lo que teníamos y no teníamos que hacer y nos ofrecieron algunas excursiones, nosotros, como acostumbramos a ir por nuestra cuenta ya habíamos contactado de antemano con Abdoulie Jallow ( podéis contactar con el en el teléfono: 00220-9910517 o mail:spantours@yahoo.com), un guía de Gambia que habla español del que la gente hablaba maravillas por Internet, así es que aprovechamos la reunión de Club de Vacaciones para conocer gente que quisiera hacer las excursiones por libre para que nos salieran mas baratillas y tuvimos la suerte de encontrarnos con Rubén y Gloria, Josete y Mariola, Jesús y Yolanda y, un pelín mas tarde, con Francisco, los que serían nuestros inseparables compañeros de batallas en este viaje…

Desde la reunión, la gente de Club de Vacaciones nos llevaron a una casa de cambio cerca de la Avenida Senegambia donde nos cambiaron 1€ = 31 dalasis, allí conocimos a  David un chico que se ofreció para llevarnos a Banjul y hacernos de guía (que después resultó ser hermano de Abdoulie, casualidades de la vida, es una bellísima persona y también habla un poquito de Español e Italiano sobre todo su teléfono de contacto es 00220-9985315 y su mail: dawda.jallow@gmail.com), así es que fijamos un precio razonable con el (900 dalasis 9 personas) y para allá nos fuimos…

En Banjul visitamos el Arco 22 con unas vistas muy bonitas de Banjul donde se diferencia la parte de oficinas al lado izquierdo de la ciudad y la parte de viviendas al lado derecho… (50 dalasis subir al arco por persona), se puede subir por la escalera de caracol o por ascensor, nosotros como buenos valientes subimos por la escalera y se puede soportar…

Visitamos el mercado de Albert de Banjul, muy chulo lleno de colorido, comida y productos de artesanía. La gente muy agradable en general, te ofrecen miles de cosas pero no son para nada pesados, si les dices que no te interesa te dejan en paz…cuidan mucho al turista y todos te dicen que son gente buena, que en Gambia no pasa nada y que recomendemos el país a nuestros amigos…Nos chocó mucho la hora de rezo para los musulmanes ya que se paralizó completamente el mercado para rezar, fue muy curioso…

Después de pasear un rato por el mercado visitamos una parte de playa donde hay un saladero de pescado donde las mujeres arreglan el pescado que traen los pescadores, lo salan y lo dejan a secar al aire libre…había muchos niños que se acercaron para que les diésemos caramelos y para hacerse fotos con nosotros…

Nos fuimos, seguidamente, a comer a un restaurante que se llama Ali Baba, donde comimos barracuda, muy buena, el único problema es que tardaron mas de una hora en servirnos la comida, pero bueno, valió la pena…de todas formas nos dimos cuenta mas adelante que esto de tomarse su tiempo para servir la comida o la cena lo hacían en todos los restaurantes…

De regreso al hotel en el jeep las vistas merecen la pena, la gente camina por la carretera, encuentras puestos de todo tipo, animales…es otro mundo…

Por la noche, después de ducharnos y darnos un paseo por la playa, durante el cual conocimos a varios Gambianos que te cuentan cosas interesantes de su país, vino a recogernos Abdoulai para ver el tema de las excursiones y nos fuimos a tomar unas cervezas a la Taberna del Nota, propiedad de Luis, un madrileño.

Es un lugar tranquilo y acogedor donde se puede comer desde comida típica Gambiana hasta una paella, nosotros como era temprano solamente tomamos cerveza, por cierto, muy buena la cerveza de Gambia, suavecita…

Hablamos con Abdoulai del tema de las excursiones y dejamos fijado precio para las que haríamos en los próximos días.

Sinceramente haciendo las excursiones con el sale bastante mas económico que con la Tour operadora y vas mucho mas a tu aire…

Después fuimos a cenar a Sailor´s, que también es de un Español y nos pedimos una parrillada de pescado, langostino y langosta que te chupabas los dedos, en este caso solo tuvimos que esperar alrededor de dos horas para que nos sirvieran la cena pero bueno…se toman las cosas con tranquilidad…

Para volver a los hoteles (porque no estábamos todos en el mismo), tuvimos que negociar con dos taxistas ya que empiezan pidiéndote una barbaridad por llevarte, aunque regateando siempre se suele conseguir un buen precio…

2º DIA (SABADO)

Al día siguiente, a las 9,30h Abdoulai nos esperaba en la puerta de nuestro hotel para hacer la excursión que teníamos planeada, después de recogernos a todos, nos llevó a un cajero que hay muy cerquita del Hotel Senegambia (en la Avenida Senegambia) donde pudimos sacar dinero con Visa y comenzamos la ruta …

Nuestra primera visita del día fue al mercado de Serekunda, enorme, merece la pena visitarlo ya que impresiona, sobre todo la parte en la que se venden los alimentos…hay una mezcla de colores, olores, personas…hay que verlo para saber realmente lo que se siente cuando visitas cada rincón de Gambia… allí, en Serekunda, Abdoulai nos llevó a una casa de cambio donde nos daban 32 dalasis por cada euro, Abdoulai siempre intenta llevarte a los mejores sitios, cuida mucho a los turistas ya que sabe perfectamente la importancia que estos tienen para el desarrollo de la economía en el país…

Desde el mercado nos fuimos a Lamin Lodge donde vimos manglares, un embarcadero muy bonito y donde jugamos con un montón de monos, les dimos de comer y de beber (Gloria intentó darle a uno de ellos un papel de caramelo y el mono se pilló un cabreo impresionante, fue muy gracioso…) y aprovechamos para tomarnos unas cervezas y refrescos en la parte alta de una cabaña donde había unas vistas muy bonitas de los manglares y del río…

Después visitamos un mercado de artesanía donde los artesanos tallaban figuras de madera muy bonitas, allí ya empezamos a animarnos todos e hicimos nuestras primeras compras, nosotros compramos un tambor por 700 dalasis que hemos puesto en el salón de casa y Francisco compró un montón de figuritas de animales de madera preciosas por 400 dalasis, Gloria compró un montón de llaveros para regalar a sus amigas y conoció a su gran amor (jaja…), un chico que tenía allí un puesto que decía que era su novio y que nos regaló collares a todas las chicas…pasamos un buen rato…

En los viajes en el jeep de Abdoulai de un sitio a otro nos encontramos infinidad de niños y gente por el camino que nos saludaba alegremente desde las puertas de su casa, los niños salen con la sonrisa en la boca en cuanto escuchan el ruido del vehículo…es impresionante…lo que mas nos conmovió fue una niña inválida que salió a saludarnos como buenamente pudo y a la que Rubén regaló camisetas y material escolar… nos emocionó a todos realmente y es una imagen que se ha quedado ahí grabada…

En Gambia, como bien dice Abdoulai, hay pobreza pero no hay miseria, por suerte tienen mucho agua y tienen cultivos por lo que no pasan hambre, pero  la gente agradece la ayuda que puedas brindarle, sobre todo si les das ropa se vuelven locos de alegría…

Después del mercado de artesanía fuimos a la playa de Sanyang donde comimos pescado y langosta y vimos a unos bailarines haciendo una danza típica del país, paseamos por la playa, vimos a los pescadores y a las mujeres arreglando el pescado que habían traído horas antes y nos relajamos un rato antes de irnos a Tanji Village, el pueblo de pescadores. El recorrido desde Sanyang hasta Tanji Village lo hicimos por la playa (por la arena) con unas vistas preciosas del mar y a la vez curiosas, porque nos cruzamos incluso con vacas paseando por la playa…

Al llegar al pueblo de pescadores la imagen que nos encontramos fue impresionante, cientos de hombres, mujeres, niños…esperan a los pescadores, es un autentico caos, las mujeres se acercan a por el pescado que traen en las barcas para venderlo…hay una zona donde ahuman el pescado que también merece la pena visitar. Tomamos un montón de fotos en esta zona ya que nos llamó muchísimo la atención y realmente nos sentimos dentro del pueblo….

Después, vuelta al hotel, muy cansados ya decidimos comprar unas galletas en la tienda que hay en la puerta del hotel y cenar ligerito en la misma habitación, a la mañana siguiente habíamos quedado muy temprano con Abdoulai para seguir la aventura Gambiana.

3º Y 4º DIA (DOMINGO Y LUNES)

El domingo tempranito (a las 7,30h) vino a recogernos Abdoulie para llevarnos a Tendaba Camp en el parque nacional de Kiang West.

Esta excursión la hicimos con dos Jeep mas con gente española. Después de repostar y de comprar agua y hielo (en una tienda digna de ver…menudas cámaras frigoríficas!!!!) ya que el camino iba a ser largo y duro… salimos rumbo a Tendaba Camp.

Durante el camino, además de encontrarnos con infinidad de gente, niños, mujeres, hombres trabajando en el campo…visitamos un termitero, árboles frutales, sobre todo de baoba y anacardos, arrozales, plantaciones particulares de tomates, pimientos…donde conocimos gente muy simpática que nos enseñó su forma de vida y donde dejamos ropa y material que llevábamos.

El camino era bastante malo porque la mayoría estaba sin asfaltar y las partes asfaltadas estaban llenas de agujeros, la tierra era rojiza así es que podéis imaginaros como nos pusimos de polvo, parecía que nos habíamos maquillado… pero la alegría no faltaba en nuestro Jeep, es uno de los viajes en los que mas hemos disfrutado y mas nos hemos reído con los compañeros de viaje…

A medio camino paramos en un chiringuito cerca del río donde tomamos unas cervezas y probamos miel directamente del panal y una especie de tortas de cacahuetes con miel riquísimas!!!!

Paramos en un poblado para ver las cabañas donde vivían sus habitantes pero la gente al vernos salieron a recibirnos, nos cogían y querían ir de nuestra mano, fue una auténtica invasión (por lo menos…40.000!!!!jaja) en la que incluso llegamos a sentirnos un poco agobiados…no pudimos a penas ver nada por la euforia de la gente….es una verdadera pasada…

A medio día llegamos a Tendaba Camp, pedimos la comida para que nos la tuvieran preparada a tiempo y nos fuimos a nuestras cabañas, cada pareja estábamos en una, muy bonitas con el tejado de paja y rústicas por dentro, algunas, como la nuestra y la de Rubén y Gloria tenían ranita y todo que pasaron la noche con nosotros… nos dimos un baño en la piscina y a comer gambas y pescado…buenísimo!!!!

Por la tarde dimos un paseo en barca por el afluente del río y pudimos ver un montón de diferentes especies de pájaros y algún que otro cocodrilo pequeñito (bueno…caimán común para el pequeño trolo…).

Por cierto, de camino a la barca para hacer el recorrido por el río vimos a un niño negrito (como no!!) pero con ojos azules!!!!impresionante!!!!

Después nos tomamos un aperitivo de nécoras, cenita y asistimos a un espectáculo típico de bailes africanos de mujeres cerca del fuego.

Pasamos la noche en Tendaba Camp y a la mañana siguiente comenzó la vuelta hasta nuestros hoteles que duraría casi todo el día ya que la realizamos por un sitio diferente al que habíamos ido por el que la carretera estaba algo mejor…

En el camino de regreso paramos en un mercadillo pequeñito que había a la orilla de la carretera donde entregamos camisetas a un montón de mujeres que allí había y pasamos un buen rato con ellas cantando y bailando. 

También pasamos a visitar a la tercera mujer de Abdoulie y a su niña de 5 meses que es una preciosidad.

Para poder llegar a nuestro destino teníamos que coger el ferry para cruzar el río. Mientras estábamos esperando nos encontramos con un doctor cubano que está trabajando allí en Gambia y Jesús y Yolanda aprovecharon para darle un montón de medicinas que habían llevado desde España.

Cruzar el río en Ferry es toda una experiencia que no hay que perderse.

Después de comer Abdoulai nos llevó a un colegio para que entregásemos el material escolar que habíamos llevado. La experiencia del colegio fue inolvidable, el director y profesores muy agradecidos por la aportación de material que hicimos, los niños se pusieron a cantar y hacer bailes típicos en el aula, pasamos un rato estupendo con ellos y nos fuimos con la satisfacción de haber aportado un poquitín al desarrollo intelectual de esos niños…

Seguidamente visitamos una plantación de cacahuetes que estaban secando en el suelo y nos enseñaron como se sacan los cacahuetes de las matas, visitamos también el llamado bosque de Baoba y de nuevo cogimos el ferry para cruzar a Banjul y de Banjul a nuestros respectivos hoteles a descansar ya que, al día siguiente, para no perder la marcha, también teníamos excursión. No puede evitarse, una vez que sales y te mezclas con la gente de Gambia te apetece pasar mucho tiempo con ellos descubriendo la belleza del país, así es que había que aprovechar cada momento.

5º DIA (MARTES)

A las 9.00 h ya estábamos todos preparados de nuevo para irnos a Juffure-Albedra, el pueblo del famoso esclavo Kunta Kinte.

De camino de nuevo niños y no tan niños nos saludaban al paso del Jeep y nos sonreían cuando les dábamos caramelos o camisetas…

Tanto a la ida como a la vuelta tuvimos que utilizar el Ferry para cruzar el río, nos llevamos una alegría cuando estábamos esperando para subir al ferry ya que nos encontramos con Emi, una anciana que vendía anacardos en el mercado de Banjul a la cual conocimos el primer día…se subió con nosotros al coche y estuvimos hablando un ratito y tomando fotografías.

A la llegada vimos como una mujer cogía ostras y Rubén y Gloria incluso se atrevieron a probarlas, valientes ellos!!!

Nos subieron a una barca de una forma bastante peculiar ya que pusieron una escalera metálica metida en el agua y desde ahí teníamos que saltar a la barca, interesante… y salimos rumbo a la isla de St. James donde se llevaban a los esclavos en tiempos pasados y se encerraban para ser vendidos posteriormente.

El trayecto en la barca es muy bonito porque uno de los chicos toca el tambor y te cuenta la historia de Kunta Kinte cantando, merece la pena.

La isla esta bastante bien, es pequeñita pero todavía quedan ruinas de la fortaleza donde encerraban a los esclavos. Buscando entre las conchas que hay en la orilla todavía pueden encontrase incluso trocitos de los collares que llevaban las esclavas.

Después de pasar un ratito en la isla regresamos al pueblo y comimos gambas con salsa de ajo buenísimas, nos echamos unas risas con Abdulai y Boris, el conductor, que es un tío majísimo y después de que un montón de vendedores nos avasallasen intentando vendernos todo tipo de mascaras de madera (baratísimas por cierto), subimos al Jeep de nuevo para ir a visitar a los cocodrilos.

Y llegamos a Kachicaly una charca sagrada de cocodrilos donde conviven mas de cien cocodrilos. Pudimos tocar a dos de ellos.

Abdulai nos contó que si alguno de los cocodrilos sale al pueblo para los habitantes del mismo es señal de que algo malo va a suceder en breve (algún accidente o acontecimiento malo para el pueblo o sus habitantes).

Después de tomar varias fotos por Kachicaly nos fuimos de vuelta al hotel y fuimos a cenar a la Avenida Senegambia, que estaba bastante animada. Tomamos pizza y pasta en Ali Baba, un restaurante que está bastante bien de precio y que tiene todo tipo de comida.

6º DIA (MIÉRCOLES)

El miércoles también teníamos excursión pero por la tarde, así es que decidimos llamar a David para que nos llevase al mercado de Banjul para hacer algunas compras. 

Hoy Francisco no nos acompañó ya que hizo una excursión a Senegal, lo echaríamos de menos…

Pasamos allí toda la mañana paseando y regateando con los vendedores, les encanta en regateo, siempre te piden mas de el doble de lo que vale el artículo para luego ir bajando y divertirse un rato…compramos bastantes cosillas, llaveros y collares a muy buen precio, Mariola, Josete y nosotros compramos unas pinturas muy bonitas para enmarcar, Jesús y Yolanda compraron una figura preciosa de una mujer Gambiana, grandísima e incluso cambiaron algunos relojes que llevaban por figuras de madera, pasamos un buen rato en el mercado…

Y por la tarde, sobre las 4 Abdoulai y Boris nos recogieron para llevarnos a Makasutu un lugar impresionante, se trata de un verdadero paraíso natural situado en la selva junto a la encorvadura del río Mandina Bolong, allí descansamos tumbados en hamacas disfrutando de las maravillosas vistas del lugar, bebimos licores, comimos cacahuetes y tomamos te cerca de la hoguera, escuchamos música típica, visitamos a un brujo que vive en la selva y nos leyó la mano a Rubén, Miguel y Sonia (por cierto nos dejó muy contentos con sus predicciones de futuro!!!). Gloria tuvo un pequeño altercado con una cabra con la que quería hacerse una foto y al final terminó topándole!! 

Por la noche cenamos en el campamento, hicieron una especie de barbacoa con ternera, pollo, pasta, ensaladas, arroz, salsas…todo muy bueno y después de la cena espectáculo!!

Asistimos a un espectáculo donde hombres con zancos, disfrazados y bailarines nos divirtieron con sus danzas típicas africanas al lado de una gran hoguera, incluso nos invitaron a bailar con ellos al final del espectáculo. Estuvo bastante bien, aunque la noche estaba fresquita y pasamos un poco de frío…

7º Y ÚLTIMO DIA (JUEVES)

Llegó el peor día de todos: el último!!! Ohhhh!!!! No os imagináis la pena que da dejar ese maravilloso país…

Como el vuelo estaba previsto para las 2.00h de la madrugada, vendrían a recogernos al hotel sobre las 22.30h por lo que teníamos todo el día  para hacer lo que quisiéramos, ya no cogimos excursión porque también nos apetecía disfrutar de las instalaciones del hotel, así es que por la mañana quedamos con Rubén y Gloria y estuvimos en el mercado de la Avenida Senegambia, esta bien, es pequeñito pero tienen de todo, como la zona es mas turística los precios son mas elevados pero bueno, si os apañáis bien regateando se pueden conseguir buenos precios.

Después nos fuimos al hotel a darnos un baño en la piscina, por cierto, una pasada de piscina la del Senegambia, bueno tiene dos, pero la que hay al lado de la playa es una maravilla, ahí estuvimos un buen rato hasta la hora de comer, que quedamos todos para ir a Ali Baba en Avenida de Senegambia a comer pescado y pizzas…

Francisco nos contó su experiencia en Senegal, lo pasó bien pero el viaje se hace un poco pesado al ir y volver en el mismo día…

Por la tarde nos fuimos al hotel Sunset Beach que es donde estaban alojados Rubén, Gloria, Jesús, Yolanda y Francisco. El hotel es pequeñito pero esta bien, estuvimos bañándonos en la playa, paseando, visitamos un mercado que había cerquita del hotel y disfrutamos del atardecer, una puesta de sol impresionante…

Josete y Mariola estaban alojados en el Hotel Sheraton, nosotros no llegamos a pasar al hotel, solamente a la puerta, pero nos contaron que estaba muy chulo, con ducha de hidromasaje y todo…la única pega de este hotel es que está un poco apartado de las zonas de restaurantes y de mas movimiento y para salir a cualquier sitio hay que utilizar siempre taxi…

Después de cenar recogimos las maletas y los chicos de Club de Vacaciones pasaron a recogernos para llevarnos al aeropuerto…

En la cola del aeropuerto Miguel se quitó sus chanclas preferidas y se puso sus zapatillas, cuando estaba cambiándose uno de los chicos que están en seguridad del aeropuerto se le acercó y se interesó por sus chanclas, le preguntó si las necesitaba y Miguel le dijo que si, las metió en una de las maletas (una que no llevaba candado ni cierre de seguridad) y nos fuimos a facturar…cuando llegamos a casa las chanclas no estaban…por lo visto el chico no pudo resistirse y cuando facturamos las maletas las cogió…así es que ya sabéis, aseguraros de cerrar bien vuestras maletas y ponedles candados o cierres de seguridad, ya no por las cosas que puedan quitarte (que sinceramente fastidia bastante) sino por lo que os puedan meter sin que os deis cuenta, no solo en Gambia sino en cualquier parte del mundo a la que decidáis viajar…

Bueno, os habíamos dicho que el avión tenía prevista su salida a las 2.00h verdad??pues finalmente vino con retraso y encima tuvieron que repararle un problema de luces, así es que salimos de Banjul sobre las 5.00h… seguimos pensando que Spanair se mereció un cero patatero  por el mal servicio que prestó…

A las 11 de la mañana estábamos en Barajas, había terminado nuestra aventura en Gambia, un país que nos dejó encantados, el país de la eterna sonrisa  donde “nunca pasa nada” …. sin duda, volveremos…

… tres o cuatro…. cien o doscientos….que nooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!