Dubai

VISITA DE UN DIA A DUBAI, OCTUBRE 2018

El viaje a Dubái surgió como consecuencia del viaje a Tailandia. Al volar con Emirates con escala en Dubái de unas dos horas, pensamos en la posibilidad de ampliar un poco la escala y aprovechar para visitar Dubái. Hablamos con la compañía y sin problema, tendríamos una escala de un día completo por lo que nos daría tiempo, en principio, a visitar la ciudad y hacernos una idea de cómo es Dubái. 

Hasta la fecha Dubái era un destino que nos llamaba mucho la atención, pero para visitarlo así, aprovechando una escala, ya que lo que otros viajeros nos habían comentado o habíamos leído, es que es una ciudad que se puede visitar bien en un día o dos, pero después de estar allí, no nos importaría para nada volver con más tranquilidad y estar allí cuatro o cinco días…

Dubái es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos situado en la costa del Golfo Pérsico.

QUE DEBO SABER ANTES DE VIAJAR A DUBAI:

  • En Dubái hace bastante calor durante todo el año por lo que es recomendable llevar ropa fresca, gorra o sombrero y crema solar. Los lugareños dicen que las dos estaciones que hay allí son caliente y muy caliente, así es que os podéis hacer una idea…El mes más caluroso es Mayo por lo que no hay tanto turismo, lo que hace a los hoteles y aerolíneas sacar ofertas bastante buenas en esta época…
  • La moneda oficial es el Dírham. No hace falta llevar mucho efectivo ya que prácticamente hay terminales de tarjetas de créditos en todos los comercios, taxis, metro…
  • El enchufe estándar en Dubái es el británico, pero por normativa, en los hoteles, debe haber conectores universales que se adapten al menos a las clavijas americanas y europeas por lo que no hace falta que llevéis adaptadores.
  • No tendréis problemas en comunicaros en ingles por todas partes.
  • Los ciudadanos españoles no necesitamos visado para entrar en Dubai.

ALOJAMIENTOS:

En Dubái hay multitud de opciones para alojarnos. Si buscamos lujo, estamos en el sitio correcto, ya que en Dubái se encuentran algunos de los mejores y más caros hoteles del mundo.

Por lo general los más económicos se encuentran en las zonas de Bur Dubái y Deira y van aumentando su precio conforme nos acercamos al Downtown y la playa. La zona más popular para hospedarse sin duda es Downtown ya que es el corazón de la ciudad, donde se encuentra el Burj Khalifa o el Dubai Mall. Bur Dubái es la zona antigua de Dubai, lugar perfecto para alojarse. Deira es el verdadero casco antiguo donde se encuentran los zocos, tiene alojamientos baratos, pero al estar al otro lado del río hay que cruzarlo con las barcas que hay para ello o se pueden utilizar los túneles o puentes pero están bastante saturados de tráfico. La ciudad es muy extensa así es que hay que recurrir a transporte público para visitar las principales atracciones ya que hay grandes distancias entre ellas…

Otra de las zonas más animadas y nuevas de Dubái es Dubái Marina donde se encuentra el mayor puerto deportivo mundial, El Dubai Marina Mall o el Dubai Marina Walk… y no podemos olvidar de la zona de Jumeirah Beach, o zona de playa y por supuesto la Palm Jumeirah o isla artificial en forma de palmera…

Como veis hay infinidad de opciones adaptadas a las necesidades y bolsillos de cada uno.

Nosotros elegimos el hotel Citymax Hotel Bur Dubái, a través de Booking hicimos la reserva, tenía muy buenos comentarios y, como nuestra idea era coger alguna excursión para aprovechar al máximo el día en Dubái, la ubicación nos daba un poco igual. Al llegar nos llevamos una grata sorpresa, el hotel está genial, muy limpio y las habitaciones súper espaciosas, el personal es muy amable y tiene parada de bus y metro cerca por lo que no hay problema para desplazarse a otras zonas de Dubái, además el mismo hotel ofrece trasporte gratis a la playa y mercados.

COMO MOVERNOS POR DUBAI:

Como hemos indicado, te alojes en la zona que te alojes vas a tener que utilizar transporte en alguna ocasión para visitar otras zonas pero eso en Dubái no es inconveniente ya que el metro y los autobuses funcionan perfectamente y comunican muy bien las principales atracciones, son un sistema sencillo y seguro. También podéis utilizar el taxi si queréis un servicio privado y cómodo, sus tarifas son bastante asequibles.

QUÉ HACER UN DÍA EN DUBAI:

Os contamos lo que hicimos nosotros durante el día que pasamos en Dubái para aprovechar al máximo el tiempo. 

Llegamos el día 9/10/18 pasada la media noche y no teníamos transporte al hotel desde el aeropuerto, pero no es problema porque hay mogollón de taxis esperando a la salida y están muy bien organizados, buscamos uno que nos cobrase con tarjeta, ya que no habíamos cambiado dinero y sin problema, por unos 15 euros nos llevó a nuestro hotel en un momento.

Desde España ya habíamos mirado varias opciones de excursiones para hacer el día 10/10 ya que lo pasábamos completo en Dubái.

 La mejor opción que vimos es una excursión que encontramos en www.civitatis.comllamada “Tour Dubái + Desert Safari” por 83€ por persona la cual incluía Tour por las principales atracciones de Dubái por la mañana y Safari por el Desierto con cena y espectáculo por la tarde. Así es que hicimos la reserva online, pagamos y unos días antes de llegar a Dubai contactaron con nosotros desde OceanAir Travels, la empresa con la que haríamos las excursiones allí, para confirmar día y lugar donde nos recogerían el día de la excursión. Podéis contactar con ellos directamente para pedir precios de las excursiones y comparar con los precios de Civitatis o de otras web, su página es: www.oceanairtravels.comes una empresa bastante seria y las excursiones muy completas.

Nuestro guía contactó con nosotros por wasap justo la noche de antes para confirmar hora y ubicación de nuestro hotel para recogernos y a las 8.20h del día 10 ya estaba esperándonos en la puerta del hotel para empezar la excursión Tour Dubai.

El guía muy majo nos iba explicando la historia de Dubái y curiosidades mientras íbamos en el minibús, todo en Español. Durante el tour visitamos Bastakiya, barrio tradicional donde se encuentran las famosas Torres del viento. Recorrimos Jumeirah Beach, la playa más famosa de la ciudad con el icónico hotel Burj Al Arab con forma de velero. Vemos algunas de las casas más caras de Dubái así como la Mezquita Jumeirah, Palmera Jumeirah, una de las obras de ingeniería más famosas del mundo, visitamos el hotel Atlantis The Palm, seguidamente cruzamos Dubái Creek en abra, barca tradicional para llegar a la zona de Deira, el origen de Dubái. Ahí visitamos los dos zocos más famosos de la ciudad, el del Oro, donde vimos el anillo de oro más grande del mundo y el de Especias, mercado lleno de colorido y olores donde, además de especias se pueden comprar dulces típicos, infusiones, frutos secos… allí pasamos un buen rato hasta que volvimos a Dubai Downtown donde visitamos el Burj Khalifa, edificio más alto del mundo con 828 m. de altura. A sus pies se encuentra la Fuente de Dubai, con coreografías de chorros, luces y música a ciertas horas. Nos indicaron que la última coreografía se realizaba a las 23h por lo que pensamos en ir a verla si nos daba tiempo al volver de la excursión por el desierto…

Después visitamos el Dubai Mall, el Centro Comercial más grande de Dubái que tiene una pista olímpica de patinaje sobre hielo e incluso un acuario, por no hablar de la cantidad de tiendas de todas las marcas que podáis imaginar. Allí comimos e hicimos tiempo hasta que pasaron a recogernos para hacer la excursión Desert Safari.

Con esta excursión recorriendo los puntos principales de Dubái tuvimos un primer acercamiento con la ciudad y nos dejó con ganas de volver y disfrutarla más despacio, no descartamos en un futuro hacer una visita de tres o cuatro días para poder disfrutar bien de cada lugar, pasar algún día en la playa e incluso visitar desde allí Abu Dhabi en alguna de las muchas excursiones que se hacen desde Dubái para pasar el día.

Sobre las 14.20h tal como nos habían indicado, pasó a recogernos nuestro guía para hacer la excursión del Desierto. Después de un viaje de alrededor de 1h visitamos una zona del desierto donde tomamos agua, hicimos un descanso, se podían hacer compras de las típicas vestimentas árabes y podíamos alquilar quads para conducirlos por las dunas, esta actividad no estaba incluida en la excursión. Todo lo demás que haríamos a partir de aquí sí que estaba incluido.

Una vez metidos en el desierto y, tras ajustar la presión de los neumáticos de nuestro jeep, el conductor nos hizo un paseo por las dunas, pero no un paseo normal, un paseo súper emocionante cargado de adrenalina, un subidón total, además nuestro conductor, Noma, se enrolló muchísimo y nos puso música árabe e hindú por lo que pasamos un rato súper divertido y diferente (podéis ver algún vídeo de partes del recorrido en nuestro Facebook). Durante el paseo por las dunas íbamos parando para hacer sandboard, tomar fotos…el atardecer en el desierto es espectacular por lo que recomendamos esta actividad totalmente…

Después de ver el atardecer entre dunas nos dirigimos al campamento, donde montamos a camello, probamos shisha, nos vestimos con trajes tradicionales, nos hicimos tatuajes de henna…todo ello incluido en el precio de la excursión…

Cenamos comida típica de la región en el campamento bajo las estrellas y vimos varios espectáculos de baile y danza típica, e incluso nos dejaron durante un rato con todo apagado para poder meditar y pasar un rato de relax viendo las estrellas en pleno desierto. La excursión en general nos encantó.

Sobre las 20.30h regresamos rumbo a Dubái y aprovechamos para pedirle al conductor que nos dejase en la zona de Downtown ya que queríamos aprovechar y ver el espectáculo de las fuentes y disfrutar de esa parte de la ciudad tan animada de noche.

Justo a las 21.30h había una coreografía así es que nos pillo justo allí, recién llegados. 

El juego de agua, luces y sonido que se proyecta en las fuentes de diversos tamaños es un auténtico regalo para la vista, te hipnotiza. Está considerado el sistema de fuentes danzantes más grande del mundo y es una de las mayores atracciones de Dubái. Dicen que los chorros de agua más grandes pueden alcanzar una altura de unos 50 pisos de alto… 

Después de ver el espectáculo estuvimos un rato disfrutando de la zona, las vistas del Burj Khalifa y el resto de rascacielos iluminados, el ir y venir de gentes por el Dubai Mall…pasamos un rato súper agradable que recomendamos totalmente.

Desde allí cogimos un taxi para el hotel, el día había estado muy bien aprovechado, al día siguiente teníamos nuestro vuelo de vuelta a Madrid.

El pequeño acercamiento a Dubái en un día nos encantó, nos hizo comprender que, más allá del lujo, de las exageraciones, Dubai tiene algo diferente, algo que te atrapa… y nos dejó con muchísimas  de MAS DUBAI, así es que, nos vemos pronto, DUBAI!!!!!!