TURISMO RURAL Y SENDERISMO POR SIERRA DEL SEGURA, PARQUE NATURAL DE CAZORLA, LAS VILLAS Y SEGURA DE LA SIERRA (3 DÍAS) CON TU PERRETE A   primeros   de   marzo   de   2016   nos   pusimos   a   pensar   en   alguna   zona   no   muy lejana   a   Albacete   donde   poder   pasar   unos   días,   llevar   a   Elvis,   nuestro perrete,   con   nosotros   y   aprovechar   para   hacer   un   poco   de   senderismo   y fotografías   de   naturaleza.   La   Sierra   del   Segura   y   sobre   todo   la   zona   del Parque   Natural   de   Cazorla   en   Jaén   nos   llamaba   mucho   la   atención   por   la cantidad   de   actividades   que   se   pueden   hacer   al   aire   libre,   así   es   que empezamos   a   buscar   alojamientos   por   la   zona   donde   pudiéramos   llevar   a Elvis. Mirando,    mirando    nos    encontramos    bastantes    opciones    de    casas    y alojamientos   rurales   que   permitían   llevar   perretes,   entre   ellos   las   casitas “Los   Huertos   de   Segura”   ubicados   en   un   pueblecito   llamado   Segura   de   la Sierra   perteneciente   a   la   provincia   de   Jaén,   nos   pareció   un   buen   lugar   y las   críticas   en   internet   eran   buenas   así   es   que   hicimos   la   reserva   por www.booking.com   para   los   días   11,   12   y   13   de   marzo   de   2016   y   fue   todo   un acierto, tanto por el pueblo como por el alojamiento en sí. Hicimos   la   maleta   bastante   ligera,   calzado   y   ropa   de   trekking,   tanto   de abrigo    como    fresquita,    chubasquero,    nuestros    bastones    de    trekking, cantimploras    y    poquito    más,    cogimos    a    Elvis    y    en    cosa    de    unas    2,5h llegamos a Segura de la Sierra. El   pueblo   es   precioso   se   encuentra   a   una   altura   de   más   de   1200mts   dentro del   mayor   Parque   Natural   de   la   Península   Ibérica,   Cazorla,   Segura   y   Las Villas.   Mientras   subíamos   por   la   carretera   íbamos   observando   que   quedaba todavía   gran   cantidad   de   nieve   en   las   montañas   lo   que   hacía   el   paisaje todavía más bonito. Llegamos   a   las   casas   rurales   y   nos   recibió   Antón,   quien   nos   facilitó   un montón   de   información   sobre   rutas   de   senderismo   que   podíamos   hacer durante   nuestra   estancia,   así   como   sitios   de   interés   a   visitar   por   el   pueblo y alrededores. El   alojamiento   es   totalmente   recomendable,   se   trata   de   casas   con   una ubicación   privilegiada   y   unas   vistas   a   la   Sierra   preciosas,   la   nuestra   tenía un   salón   con   cocina   americana,   habitación,   baño   y   una   terraza   bastante grande   donde   Elvis   se   lo   pasó   pipa.   Podéis   viajar   con   amigos,   niños,   en pareja,   con   perretes…vayáis   como   vayáis   lo   vais   a   disfrutar.   La   casita   tenía chimenea   y   leña   para   aburrir,   lo   que   hizo   la   estancia   mucho   más   agradable. Os      dejamos      la      web      del      alojamiento      por      si      os      interesa: www.loshuertosdesegura.com Ese   primer   día   lo   dedicamos   para   visitar   Segura   de   la   Sierra,   el   pueblo   de nacimiento    de    Jorge    Manrique.    La    localidad    está    declarada    Conjunto Histórico   Artístico   y   Paisaje   Pintoresco   y   es   que   para   lo   pequeñito   que   es, tiene   un   gran   encanto   y   bastantes   cosas   para   descubrir.   Entre   sus   calles esconde   la   Fuente   Imperial   de   Carlos   V,   los   Baños   Árabes,   la   Iglesia Parroquial    reconstruida    sobre    ruinas    románicas    donde    se    encuentra    la Virgen   de   la   Peña   y   un   Cristo   Yacente   atribuido   a   Gregorio   Hernández,   la Iglesia   de   los   Jesuítas   que   se   utiliza   de   espacio   escénico   en   la   actualidad, el    Ayuntamiento    situado    cerca    de    la    Puerta    Nueva    con    su    portada renacentista,   la   Casa   de   Jorge   Manrique,   Murallas   y   Puertas   de   Catena, Orcera   y   Góntar,   el   imponente   Castillo   Mudéjar   que   es   museo   y   Centro   de Interpretación   donde   pudimos   entrar   con   Elvis   sin   ningún   problema,   bueno la   verdad   es   que   en   todo   momento   durante   el   fin   de   semana   pudimos   llevar a   Elvis   con   nosotros,   cosa   que   se   agradece   enormemente!!!!   Por   último, visitamos   uno   de   los   lugares   del   pueblo   que   mas   nos   llamó   la   atención,   la Plaza   de   Toros   con   su   peculiar   forma   rectangular   donde   se   encontraban   las antiguas caballerizas del castillo. En   el   monte   del   Yelmo   se   encuentra   una   pista   de   despegue   parapente   para los   más   atrevidos   y   desde   donde   se   tienen   unas   vistas   de   las   montañas   y aldeas cercanas impresionante. Desde   el   pueblo   y   sus   cercanías   hay   variedad   de   rutas   de   senderismo, bosques   profundos   y   vida   salvaje      que   no   te   esperas,   senderos   y   rutas   en plena    naturaleza,    nacimiento    de    ríos,    rutas    cicloturistas    de    diversos niveles,   vamos   que   si   quieres   naturaleza,   este,   es   el   sitio   indicado   para perderte… Esa   misma   tarde   nos   acercamos   hacia   un   mirador   que   hay   justo   a   la   salida (o    entrada,    según    se    mire)    de    Segura    de    la    Sierra    desde    donde    se consiguen    unas    vistas    preciosas    del    pueblo,    de    las    montañas    y    de    los impresionantes   campos   de   olivos   donde   corretean   las   cabras   montesas   a sus   anchas.   Al   dejar   el   mirador   nos   adentramos   por   algunos   caminos   entre los   olivos   por   donde   estuvimos   caminando   largo   rato   disfrutando   de   la tranquilidad   que   ofrecía   la   naturaleza   hasta   que   empezó   a   oscurecer   y regresamos al alojamiento. Al   calor   de   la   lumbre   y   cenando   productos   típicos   de   la   zona   comprados   en la   tienda   del   pueblo,      planeamos   nuestro   recorrido   del   sábado   y   decidimos desplazarnos   a   la   zona   del   Parque   Natural   de   Cazorla,   visitar   el   Embalse del Tranco y desde allí hacer una ruta de senderismo por el Río Borosa. Sábado   12/03/16   nos   levantamos   pronto,   preparamos   nuestra   mochila   con los   bastones   de   trekking   y   nuestras   cantimploras   y   salimos   en   coche   por   la A-39   hacia   el   Embalse   del   Tranco.   El   día   estaba   espectacular,   hacía   sol   y muy buena temperatura. El   embalse   del   Tranco   es   uno   de   los   mayores   de   España   y   su   entorno   es espectacular   y   está   protegido   como   Área   de   Reserva   de   Bujaraiza.   Por   la izquierda     va     la     carretera     por     donde     nosotros     viajábamos     y     vas encontrando    miradores,    senderos    señalizados,    nosotros    vimos    uno,    el sendero   PR-A193   que   tiene   su   inicio   cerca   de   la   presa,   áreas   recreativas así   como   miradores   de   la   Ruta   Félix   Rodríguez   de   la   Fuente…   por   la   parte derecha   del   embalse   hay   caminos   y   pistas   forestales   por   donde   se   puede pasear.   En   el   embalse   pueden   realizarse   actividades   acuáticas   por   lo   que   si pensáis ir en verano no dejéis de aprovechar y hacer alguna. Nuestra   idea   era   hacer   senderismo   por   la   zona   del   río   Borosa   así   es   que paramos   un   rato   en   la   presa   para   disfrutar   de   las   vistas   y   tomar   algunas fotos del paisaje. Si   vais   con   tiempo   os   aconsejamos   caminar   por   su   margen   derecho   ya   que hay    varias    pistas    forestales    en    buenas    condiciones    para    hacerlo    y    el paisaje es precioso. Es   una   buena   zona   para   alojarse   ya   que   desde   aquí   hay   muchos   sitios   para visitar    y    mucha    naturaleza    de    la    que    disfrutar.    Hay    oferta    hotelera, campings,    casas    rurales    y    restaurantes    por    lo    que    no    vais    a    tener problema. Nosotros    seguimos    nuestro    camino    y    en    una    media    hora    estábamos llegando   al   Centro   de   Recepción   de   Visitantes   de   la   Torre   del   Vinagre donde   preguntamos   para   que   nos   indicasen   donde   dejar   el   coche,   la   chica nos   dijo   que   podíamos   seguir   un   par   de   km   dirección   a   la   piscifactoría   y   allí encontraríamos   una   zona   de   aparcamiento   gratuito   desde   donde   podíamos empezar   la   ruta.   Así   lo   hicimos   y   efectivamente,   siguiendo   la   carretera que   sale   justo   enfrente   del   Centro   de   Visitantes   de   la   Torre   del   Vinagre llegas   al   Centro   de   Interpretación   Fluvial   del   río   Borosa   y   a   su   lado   la piscifactoría desde donde sale el sendero. La   ruta   es   una   de   las   más   famosas   del   Parque   Natural   por   lo   que   vais   a encontrar   a   muchísimos   senderistas,   no   os   sentiréis   solos,   sobre   todo   en temporada alta que según dicen los lugareños, puede llegar a masificarse. El   recorrido   es   apto   para   todos   los   públicos   y   los   niños   se   lo   pasarán   en grande   ya   que,   aunque   en   principio   se   comienza   a   caminar   por   una   pista forestal   que   discurre   al   lado   del   río   y   que   es   bastante   amplia   y   sencilla,      el paisaje   es   impresionante   y   hay   zonas   donde   se   puede   bajar   al   río   lo   que resulta   realmente   divertido,   pero   lo   mejor   viene   justo   después   de   cruzar el   puente   de   los   Caracolillos   donde   se   comienza   a   caminar   por   una   senda pegada   al   río   que   tiene   tramos   en   los   que   se   han   habilitado   pasarelas   y   que permiten   disfrutar   de   un   entorno   sin   igual,   pozas   de   aguas   cristalinas, saltos, abundante flora y fauna…es una autentica pasada….después se sigue por   pista   de   nuevo,   nosotros   aprovechamos   para   bajar   al   río   por   una   zona que   había   bastante   roca   y   nos   sentamos   un   rato   a   comer   algo,   después seguimos   caminando   hasta   llegar   a   la   Central   Hidroelectrica   donde   termina la   pista   y,   si   se   quiere   se   puede   seguir   caminando   por   una   senda   con   mas pendiente   y   algo   menos   accesible   para   acceder   al   Salto   de   los   Organos, una cascada que  no os dejará indiferente. Tener   en   cuenta   que   si   hacéis   la   ruta   completa   recorreréis   unos   22Km   ida y   vuelta   por   lo   que   debéis   calcular   bien   el   tiempo,   agua,   comida,   etc…ya   que se os pueden ir unas 6 o 7 horas en total. Elvis   se   portó   como   un   campeón   y   realizó   la   ruta   perfectamente,   eso   sí, aprovechó   y   se   metió   al   río   a   bañarse   unas   cuantas   veces,   la   verdad   es   que nos hizo un día espectacular!!! A   media   tarde   volvimos   a   Segura   de   la   Sierra   no   sin   antes   proveernos   de productos   de   la   zona   para   cenar   y   una   vez   en   el   alojamiento   y   después   de cenar, nos pusimos a planificar la ruta para el día siguiente. Teníamos   varias   opciones   de   rutas   senderistas   interesantes   por   la   zona según nos había explicado Antón cuando llegamos al alojamiento: PR-A198 Circular Segura 5Km aprox. PR-A176 Acebeas y Navalperal 6.5Km aprox. PR-A 194 Cumbre del Yelmo 6.5Km aprox. PR-A 180 Cumbre de Peñalta 10Km aprox. PR-A 178 Cumbre del Espino 11Km aprox. PR-A 195 Huelga Utrera-Cueva del Agua 11Km aprox. PR-A 196 Cumbre Puntal de la Misa 11.5Km aprox. Nos   decidimos   finalmente   por   la   ruta   PR-A176   Acebeas   y   Navalperal   ya que   según   estuvimos   viendo   encontraríamos   nieve   en   el   recorrido   así   es que   perfecto,   tendríamos   trekking   en   la   nieve!!!!!   y   una   subida   a   unos   1640 mts. , a Elvis también le pareció bien jaja, así es que decidido!!!! Domingo   13/03/16   nos   levantamos   temprano,   desayunamos,   preparamos   el equipaje   para   dejarlo   en   el   coche   porque   ya   no   volveríamos   al   alojamiento, nos   preparamos   la   mochila   con   los   bastones   de   trekking,   agua,   comida, alguna   ropa   de   abrigo   por   si   a   caso…   nos   despedimos   de   Antón   y   salimos con   el   coche   hasta   el   principio   de   la   ruta   PR-A176   donde   pudimos   dejar   el coche en un apartado de la carretera donde había algún coche mas… Al   comienzo   del   sendero   se   puede   ver   una   barrera   y   un   panel   de   madera que   avisa   que   se   trata   del   área   restringida   de   las   Acebeas   y   que   se   está   en el punto de partida para la subida a la cumbre del Navalperal. Nada    más    comenzar    ya    empezamos    a    ver    nieve,    estaba    empezando    el deshielo   pero   la   mayoría   del   sendero   conforme   íbamos   avanzando   estaba lleno   de   nieve   pero   era   sencillo   para   caminar,   el   paisaje   era   una   pasada, infinidad   de   acebos,   helechos   y   avellanares,   es   una   zona   declara   Área   de Reseva… Elvis disfrutó como nunca corriendo por la nieve. Después   de   unos   10   minutos   caminando   llegamos   a   una   casa   forestal   que dejamos   a   la   derecha   para   seguir   el   camino   hacia   arriba   atravesando   un pequeño   bosquecillo   de   acebos   único   en   Andalucía.   Después   el   camino   sigue serpenteando    monte    arriba    con    unas    vistas    espectaculares    hasta    que llegas   a   un   punto   donde   hay   una   señal   que   indica   un   atajo   hacia   la   Caseta de   Vigilancia   o   hacia   la   Cumbre   del   Navalperal   a   la   derecha,   nosotros seguimos    esta    última    indicación    y    caminamos    otro    rato    hasta    que alcanzamos   la   cumbre.   Mientras   ascendíamos   nos   encontramos   con   fauna diversa   de   la   zona,   era   un   auténtico   espectáculo   y   la   panorámica   desde arriba   es   indescriptible.   Nos   acercamos   hasta   la   Caseta   de   Vigilancia   y   allí nos sentamos un rato a comer algo y disfrutar del solecito. El   camino   de   vuelta   fue   bastante   divertido   porque   cogimos   el   atajo   desde la   Caseta   de   Vigilancia   hasta   el   desvío   y   la   senda   era   bastante   estrecha, empinada   y   encima   con   un   buen   tomo   de   nieve   así   es   que   tuvimos   que   hacer un gran esfuerzo por llevar al desvío sin caernos jeje. La   bajada   del   resto   del   sendero   fue   bastante   rápida   y   cerca   del   medio   día ya estábamos en el coche listos para volver a casa…. La   vuelta   a   Albacete   la   hicimos   pasando   por   Riopar   pero   sin   parar.   Riopar es   una   maravilla   pero   ya   os   contaremos   en   otra   ocasión   que   podéis   ver   y hacer allí porque Riopar bien merece un relato viajero a parte…. Si   tenéis   la   oportunidad   de   visitar   la   Sierra   del   Segura   y   el   Parque   Natural de   Cazorla   no   dejéis   hacerlo,   es   lugar   imprescindible   para   los   amantes   de la   naturaleza   y   ofrece   tantas   posibilidades   que   siempre   os   quedaréis   con ganas de volver.
muchasmillas
CAZORLA