PAMPLONA – FIESTAS DE SAN FERMIN 2015  COMO PASAR UN FIN DE SEMANA EN SAN FERMIN PLANEANDOLO CON SOLO UNOS DÍAS DE ANTELACIÓN Pues,   si,   habéis   leído   bien,   en   el   titulo   de   este   relato   os   resumimos   lo   que   vais a   leer   a   continuación,   como   planeamos   una   escapada   de   fin   de   semana   en pleno   San   Fermín   con   solo   unos   días   de   antelación    y   cómo   nos   salió   el experimento… Un   6   de   julio   de   2015,   viendo   el   chupinazo   dando   comienzo   a   las   fiestas   de San   Fermín,   nos   lamentábamos   por   no   haber   reservado   algún   alojamiento para    el    próximo    fin    de    semana    y    haber    ido    a    disfrutar    estas    fiestas internacionalmente    conocidas    cuando    se    nos    encendió    la    bombilla…    ¿y    si planeábamos una escapada y hacíamos la locura de irnos? Medio   de   transporte ,   en   nuestro   caso,   sin   dudarlo,   por   el   poco   tiempo   que teníamos,   coche,   pero   al   reservar   con   tiempo   yo   aconsejaría   el   tren   porque, aparte   que   te   evitas   el   tema   del   aparcamiento,   se   agradece   mucho   sobre todo   a   la   vuelta   después   de   haberte   pegado   unos   día   de   fiesta   el   poder sentarte   y   descansar   en   el   tren   sin   tener   que   preocuparte   de   conducir….   Y bueno, si vives muy lejos puedes plantearte el avión…allá cada uno… Hasta aquí es lo único que teníamos, el siguiente paso, buscar alojamiento . Lo   normal   es   que   la   asistencia   a   esta   festividad   se   planifique   con   bastante antelación   para   asegurarse   que   se   encuentra   buen   alojamiento   (hotel,   hostal o   casa   de   alquiler)   a   un   buen   precio.   Hay   gente   que   hace   la   reserva   de   un   año para   otro   y   otros   muchos   con   unos   meses   de   antelación.   En   nuestro   caso   y   lo que   debes   hacer   si   te   planteas   hacer   una   escapada   de   este   tipo   con   unos   días de    antelación    es    recurrir,    por    supuesto    a    todos    los    buscadores    de alojamiento,   alquileres   de   casas   y   de   habitaciones   de   internet   que   conozcas   a ver   si   hubiera   suerte   y   quedara   algo   asequible,   ya   que   el   principal   problema no es la disponibilidad, normalmente son los precios desorbitados… Nosotros   la   única   opción   que   vimos   factible   era   alquilar   una   habitación   en   un piso   compartido   así   es   que   recurrimos   a   anuncios   privados   y   dimos   con   un chico   con   el   que   nos   pusimos   en   contacto   y   al   cual   le   quedaban   libres   dos habitaciones,   nos   costaba   200€   los   dos   las   dos   noches   (de   viernes   a   domingo) así es que no nos lo pensamos y le dijimos que si!! Pues    bien,    con    coche,    alojamiento    y    ganas    de    vivir    San    Fermín    no necesitábamos mucho más. Miguel,   sin   que   yo   lo   supiera   y   para   darme   la   sorpresa   (yo   me   enteré   el sábado   cuando   estábamos   en   Pamplona),   se   dedicó   a   buscar   por   internet entradas   para   ir   a   los   toros   y   algún   balcón   desde   donde   pudiéramos   ver   algún encierro…   Miguel   había   estado   en   San   Fermín   hacía   unos   años   y   sabía   que éstos eran eventos que no nos podíamos perder. Las   entradas   para   los   toros   del   sábado   las   compró   en   www.tengoentradas.com   y   como   no   daba   tiempo   a   que   nos   las   enviasen   a   casa   pidió   que   nos   las   dejasen en   la   agencia   de   transportes   en   Pamplona   para   recogerlas   el   sábado   allí directamente. El   balcón   para   ver   el   encierro   lo   reservó   en   www.sanferminbylocals.com    ,   en esta   página   podéis   consultar   paquetes   y   precios   para   ver   los   encierros   desde sitios únicos. Nos   faltaba   preparar   la   maleta ,   que   en   este   caso   era   fácil,   nos   llevamos pantalones   tanto   cortos   como   largos   y   camisetas   blancas,   allí   no   te   hace   falta nada   mas,   y   eso   sí,   zapatillas   deportivas   y   si   son   oscuras   mucho   mejor   porque vais    a    volver    con    ellas    bastante    sucias…chicas!    olvidaros    de    tacones    o sandalias… Llegó el viernes y salimos dirección Pamplona nerviosos y entusiasmados!!!!! Al   llegar   nos   dirigimos   al   alojamiento,   el   cual   estaba   a   las   afueras   de   la ciudad,   cosa   que   agradecimos   sobre   todo   por   el   tema   del   aparcamiento,   que no   tuvimos   ningún   problema   para   dejar   el   coche   sin   tener   que   pagar.      Nuestro anfitrión perfecto y nuestra habitación y baño genial!!! Para   desplazarnos   al   centro   de   Pamplona   podíamos   hacerlo   a   pie,   la   ciudad   es pequeña    y    no    hay    grandes    distancias,    pero    también    había    una    buena combinación   de   bus   urbano    o   “villavesa”   como   allí   le   llaman,   así   es   que   cada vez    que    bajamos    casi    siempre    encontrábamos    algún    bus    en    las    paradas cercanas   por   lo   que   lo   cogíamos   y   nos   ahorrábamos   el   paseo.   Los   buses pasaban   con   una   frecuencia   de   unos   10-15   minutos   y   hay   buses   que   circulan toda la noche así es que en ese aspecto no había problema. La   tarde   del   viernes   la   dedicamos   a   conocer   la   ciudad,   es   increíble   lo   bonito que   es   el   casco   antiguo   y   lo   anchas   que   se   ven   las   calles   en   TV   y   lo   estrechas que   son   allí.   Pamplona   es   una   ciudad   muy   bonita   que   merece   la   pena   visitar   sea o no sea San Fermín. ¿Qué   visitamos?    Vimos   los   corralillos   donde   se   encuentran   los   toros   que correrán,    paseamos    por    las    típicas    calles    donde    se    hacen    los    encierros, Cuesta   de   Santo   Domingo   donde   está   el   pequeño   altar   de   San   Fermín   donde le   cantan   antes   del   encierro,   la   Plaza   del   Ayuntamiento,   la   calle   Mercaderes, Estafeta,   la   plaza   de   toros,   Iglesia   de   San   Nicolas,   La   Ciudadela,   La   Plaza   del Castillo,   donde   por   cierto   cuando   pasamos   estaba   ensayando   Celtas   Cortos para un concierto que había por la noche… Pero   sobre   todo   disfrutamos   del   ambiente   festivo   y   comimos   y   bebimos   !!!!! Aunque   hay   que   tener   en   cuenta   que   quizás   San   Fermín   no   sea   la   mejor   época para   disfrutar   de   la   gastronomía    ya   que   normalmente   los   bares   están   hasta arriba   así   es   que   la   mayoría   de   las   veces,   si   no   tienes   muuuucha   paciencia, terminaras comiéndote un bocata rápido en alguna tasca… Hay   mucha   oferta   de   restaurantes   y   bares   para   tomar   tapas,   pinchos   pero   la demanda   es   mucha   también   así   es   que   armaros   de   paciencia   sobre   todo   si   vais en   fin   de   semana…una   buena   opción   es   alejarse   un   poco   del   centro   para intentar encontrar sitio para comer mas fácilmente… Para   tomar   alguna   bebida   estuvimos   por   la   zona   del   Casco   Viejo   y   Primer ensanche   donde   se   concentra   la   fiesta,   hay   muchos   bares   para   beber   y también   hay   mucha   gente   bebiendo   en   la   calle   ya   que   los   bares   suelen   estar hasta arriba… La   tarde   del   viernes   la   aprovechamos,   como   veis,   al   máximo,   de   camino   al alojamiento    pasamos    por    la    zona    donde    colocan    la    feria    de    atracciones durante   San   Fermín,   esta   zona   es   conocida   como   “La   Barracas”   y   a   parte   de atracciones,   hay   tómbolas,   chiringuitos   ambulantes,   puestos   de   camisetas   y souvenirs…. Para   el   sábado   planeamos   madrugar   un   poco   e   intentar   ver   el   encierro   desde algún   sitio   en   el   que   pudiéramos   ver   “algo”,   bueno,   eso   es   lo   que   yo   pensaba, porque   no   tenía   ni   idea   de   que   Miguel   había   reservado   un   balcón,   así   es   que,   el sábado   por   la   mañana   sobre   las   6h   estábamos   camino   a   la   calle   Estafeta.     Aunque   en   la   tele   parezca   otra   cosa,   el   recorrido   donde   se   hace   el   encierro es   bastante   estrecho   y   hay   muy   pocas   zonas   donde   haya   barrera   desde donde   pueda   verse   bien   y   las   pocas   zonas   que   hay   están   llenas   de   gente…una buena   opción   si   no   puedes   pillar   barrera   para   verlos   es   irte   a   la   plaza   de toros   y   ver   como   entran,   no   tiene   la   misma   emoción   que   ver   a   los   toros   correr en la calle pero bueno, al menos los ves entrar… Yo   iba   proponiéndole   a   Miguel   ir   a   la   plaza   de   toros   a   ver   la   llegada   del encierro   cuando   nos   paramos   en   un   portal   donde   había   mas   gente   esperando   y ahí   es   donde   me   dí   cuenta   de   la   sorpresa   que   me   tenía   preparada!!!!!   Veríamos el encierro desde un balcón en la calle Estafeta !!!!! A   las   6.45h   estaba   allí   un   chico   de   San   Fermín   By   Locals   y   nos   acompañó   al balcón,   mientras   esperábamos   a   que   se   hiciera   la   hora   del   encierro   teníamos a   nuestra   disposición   zumo   y   dulces   para   matar   el   gusanillo…   El   previo   al encierro   desde   el   balcón   es   una   auténtica   pasada,   ves   a   la   policía   invitando   a salir   del   recorrido   a   las   personas   que   no   están   en   condiciones   de   correr,   ver como   agrupan   a   los   corredores   y   sobre   todo   ves   los   nervios   y   la   emoción   en sus   caras.   El   ambiente,   tanto   por   la   gente   que   hay   en   las   barreras,   en   los balcones,   como   los   corredores   es   único   y   cuando   dan   la   salida,   la   calle   está vacía   y   de   repente   empiezas   a   ver   los   corredores   aproximarse   y   entre   ellos los    toros…se    te    ponen    los    pelos    de    punta,    es    algo    indescriptible,    una experiencia que recomiendo totalmente… Después    del    encierro    y    pasar    un    rato    muy    agradable    con    nuestros compañeros   de   balcón   bajamos   a   la   calle   para   desayunar,   por   supuesto,   el desayuno típico: churros. Puedes   tomar   churros   a   cualquier   hora   del   día   y   acompañarlos   con   un   buen chocolate   pero   el   desayuno   es   imprescindible!!!   Hay   cuatro   churrerías   que suelen   recomendar:   Mañueta,   El   Churrero   de   Lerin,   Gayarre   y   los   churros   de San Miguel. Después   de   desayunar   me   esperaba   la   segunda   sorpresa:   Miguel   me   dijo   que teníamos    que    ir    a    una    agencia    de    transportes    que    nos    esperaban    unas entradas   para   ir   a   la   corrida   de   la   tarde…¿Cómo?   El   fin   de   semana   no   podía ser mas completo!!!!! Nos   fuimos   dando   un   paseo   y   recogimos   las   entradas   y   después   nos   fuimos   un rato   a   descansar   ya   que   el   viernes   por   la   tarde   fue   intenso   y   el   madrugón   del sábado   para   el   encierro   también   así   es   que   fuimos   a   dormir   un   rato,   hay   que dosificar   un   poco   las   fuerzas   sino   entre   el   ambiente   festivo,   el   calor   y   que   no se para ni un momento puedes terminar agotado!! Sobre   el   medio   día   salimos   dirección   centro   para   comer   algo   y   comenzar   la tarde que, con la corrida de toros  prometía. Tengo   que   decir   que   no   somos   nada   taurinos   y   que   esa   sería   la   segunda corrida   de   toros   a   la   que   asistiría   en   toda   mi   vida,   a   la   primera   que   asistí   fue una   corrida   benéfica   en   Albacete   y   no   me   gustó   nada,   pero   Miguel   me   animó asegurándome   que   las   corridas   de   toros   en   San   Fermín   no   tiene   nada   que   ver con   las   corridas   de   otras   plazas,   sobre   todo   si   tienes   entradas   de   Sol,   como era nuestro caso… Las   corridas   las   organiza   la   Casa   de   a   Misericordia   y   sus   beneficios   se destinan al cuidado de los ancianos. Compramos   un   cubo,   hielo   y   bebida   y   sobre   las   18h   nos   dirigimos   a   la   plaza.   El ambiente   de   la   plaza   es   un   auténtico   espectáculo,   en   mi   vida   había   visto   algo igual.   La   zona   de   sombra   es   donde   está   el   público   tranquilo   que   va   a   ver   la corrida   y   que   le   gustan   los   toros.   La   zona   de   sol   es   todo   lo   contrario,   es donde   se   ponen   las   peñas,      y   se   hace   de   todo   menos   ver   toros.   La   gente canta,   bebe,   come,   se   tiran   cubos   de   vino…no   esperes   salir   limpio   si   vas   a   ver los   toros   desde   aquí.   Es   un   espectáculo   único   que   por   mucho   que   te   cuenten no   puedes   imaginar,   hay   que   vivirlo…   después   de   la   corrida   se   concentran   las peñas   en   el   ruedo   y   lo   bonito   es   ponerte   detrás   de   las   peñas   y   salir   de   la plaza con ellas. La fiesta y diversión está asegurada… Después    de    la    corrida    de    toros    no    nos    quedaba    nada    más    que    seguir disfrutando    de    la    tarde-noche,    comiendo,    bebiendo,    bailando    hasta    altas horas…hay   gente   que   empalma   y   va   a   ver   el   encierro   el   domingo   y   luego   sigue con    la    fiesta,    nosotros    como    ya    habíamos    vivido    los    San    Fermines intensamente    al    levantarnos    pensamos    en    ir    a    San    Sebastian,    ya    que    lo teníamos cerquita, comer allí y coger carretera de vuelta a casa. En   resumen,   la   locura   de   ir   a   San   Fermín   planificando   con   unos   días   de antelación   no   pudo   salir   mejor.   ¿Qué   si   lo   recomendamos?   Por   supuesto!!!!!!   Si tienes   tiempo   planifícalo,   pero   si   no   tienes   tiempo   y   te   apetece   ir,   hazlo!!!!!   Y si tienes dudas y quieres que te ayudemos en algo, aquí nos tienes!!! ¿Qué   si   volveríamos?   Por   supuesto,   no   descartamos   volver   y   hacerlo   igual!!! Vivir los San Fermines intensamente…
muchasmillas
SAN FERMIN